facebook

Es fácil que, si  alguna vez has aparcado tu coche cerca de algún edificio público (Ministerio, palacio, etc…) e intentas abrir tu coche con el mando, no funcione e intentes arreglarlo con el truco más básico: golpearle mientras andas hasta que llegas al coche y abres con la llave. No te cebes con el pobre mando, lo más normal es que el culpable de que no funcionara fuese uno de sus inhibidores de frecuencia. ¿Qué son los inhibidores de frecuencia? Se trata de unos aparatos cuya principal misión es interrumpir la comunicación entre otros dos dispositivos. Su utilidad en este tipo de espacios públicos está justificada por su función a la hora de impedir que un dispositivo a distancia active, por ejemplo, un coche bomba. Sin embargo, eso sí, su venta está prohibida al público puesto que, algunas personas estaban haciendo un uso poco decente de estos dispositivos.

En materia de seguridad en el hogar o los negocios, por ejemplo, los inhibidores eran utilizados (y todavía lo son para los que acceden a ellos ilegalmente) para eliminar la comunicación entre el sistema de alarma y la central. Tranquilidad, eso sí. Todo tiene solución y, en este caso pasa por saber que el problema de los inhibidores y las alarmas es real cuando estamos utilizando algunos de los sistemas más económicos de seguridad que hoy en día podemos encontrar en el mercado y que se conectan por red movil utilizando, por lo general, la banda de los 900 MHz.

Pero claro, en JCH no nos quedamos ahí, y nos vemos obligados a darte alguna solución. Toma nota:

 

#1. En primer lugar, es imprescindible que la alrma que instales cuente con detectores de inhibidores de frecuencia y una línea fija, más allá de la conexión por GSM. De este modo, por mucho que los inhibidores cortaran una de las líneas, siempre quedaría dispuesta la otra.

#2. Como habrás podido leer en todos, o casi todos nuestro post anteriores, es fundamental que tu alarma esté conectada con una Central receptora de alarmas para que, si la comunicación con tu casa o negocio se corta, la empresa con la que hayas contratado (desde luego te recomendamos la nuestra) lanzará la alarma y enviará una comunicación a la seguridad recurrente.

#3. Intenta no dejar demasiado visible tu alarma, ya que de ese modo sería más sencillo utilizar el inhibidor o incluso desconectarla directamente. Por otro lado, también es recomendable que coloques la alarma en un punto lo más alto y/o inaccesible posible.

 

Ya ves, tres sencillos consejos que harán muy difícil, sino imposible, que roben en tu casa o negocio utilizando inhibidores. ¿Quieres que te ayudemos más?, ¡¡contacta con nosotros!!

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

clear formSubmit